Culturra

Hereditary: terror de padres a hijos3 min read

30 junio, 2018 3 min read

author:

Hereditary: terror de padres a hijos3 min read

Reading Time: 3 minutes

No se lo cuentes a tus descendientes.

Acabamos de ver «Hereditary» y solo podemos decir: ¡Enhorabuena Ari!

Estamos ante un ejercicio de cine de terror de los que nos gustan, al mas puro estilo «La Bruja» de Robert Eggers o «The Babadook» de Jennifer Kent. Desde el primer plano ya vemos lo que nos va a ofrecer Aster. Ese paneo acabado en un zoom que nos lleva dentro de la casa (y dentro de la familia) no solo es una delicia visual, sino que nos pone en contexto de la sensación que vamos a sentir con la cinta.

En los tiempos que corren, se agradece este tipo de films que huyen de los screamers (o al menos no abusan de ellos), y se centran en el drama humano. Cuando eres capaz de generar terror y tensión (sobre todo tensión) con un problema familiar, es que estás haciendo las cosas bien. Si buscas esa subida y bajada de adrenalina, hay opciones mejores, como subirte a una montaña rusa o ser seguidor de Argentina en este mundial (con o sin lejía).

Durante toda la película, nuestros asientos tenían una especie de imán con carga negativa y nuestros traseros tenían una sensación muy positiva, por lo que no podíamos separarlos así como así.

En el montaje observamos lo pensado que está cada plano, cada tono, cada color y cada disposición de los elementos. Es un trabajo hecho con mimo. Mención especial a la música, apareciendo en el momento adecuado y desapareciendo en momentos para generar desasosiego. Cabe, además, nombrar la actuación estelar de Toni Collette, que hace uno de sus mejores papeles que le recordamos.

No está hecha la miel para los cerdos.

Y es que si hablamos de «Hereditary», hablamos de tensión. Tensión con mayúsculas. Cuando salimos de la sala, oímos varios resoplidos de alivio, incluidos los nuestros. Aunque también escuchamos un: «Qué buena, qué miedo, mañana vuelvo a verla» un tanto irónico. También observamos varias interrupciones, comentarios inapropiados y pantallas encendidas de personas contándoles a otras personas lo mucho que estaban disfrutando de la experiencia (?).  No está hecha la miel para los cerdos.

La historia tiene varias capas (como las cebollas o los ogros), pero esto no significa nada malo, todo lo contrario. Así como en «La Bruja», debemos estar atentos a los detalles para poder disfrutar al completo del largometraje, aunque en un primer visionado, se puede captar la historia y lo que quiere transmitir el director.

El ritmo es casi brillante.

Si tenemos que ponerle alguna pega, teniendo en cuenta que es un debut casi brillante, tenemos que hablar del final. La cinta tiene un ritmo muy adecuado,  pausado cuando debe contar las emociones de los personajes y la interacción entre estos, haciendo que los eventos salpicados con escenas del terror más «creepy» lleguen por sorpresa, haciendo que el ritmo aumente, pero en su justa medida. Teniendo esto en cuenta, el ritmo vertiginoso del final puede desencajar con el conjunto.

En resumen, 4 sobre 5.

«Hereditary» es una película que agradará a los que gustan del cine de terror en su definición más purista. No es para todos los públicos, y eso es lo que la hace realmente especial.

 

Administrador y redactor | Publicitario