Punto desvista

Videojuegos: ¿Deben considerarse arte?4 min read

27 octubre, 2018 4 min read

Videojuegos: ¿Deben considerarse arte?4 min read

Reading Time: 4 minutes

El debate de si los videojuegos son o no una expresión del arte lleva mucho tiempo entre nosotros. Y parece no acabar nunca. Mientras que muchos expertos, analistas y consumidores están convencidos de que sí, existe otro sector muy reticente a ello (incluyendo aquí a nuestro padre que opina que los juegos no son cultura y suponen la mayor pérdida de tiempo del mundo).

El museo de Arte de Moderno de Nueva York (MoMA) reconoce que, efectivamente, los videojuegos forman parte del arte. Así lo demostraron en una exposición en la que se exhibieron como piezas artísticas consolas y videojuegos como el Pac-Man (1980), Tetris (1984), SimCity 2000 (1994) o Portal (2007), aunque se prevé que se añadan otros muchos como Minecraft o Legend of Zelda.

Así pues, debemos considerar a los videojuegos como una forma de arte, no solo por el aspecto y colorido de los paisajes, sino también por las increíbles historias y personajes que se nos presentan.

El videojuego entendido como un arte

El mundo del videojuego y del cine son casi idénticos. Ambos tienen un guion, un diseño artístico, una banda sonora, fotografía, etc. Lo único que los diferencia, y que hace muy especial al videojuego, es la interacción y la exploración del entorno.

En cualquiera de las artes somos meros espectadores pasivos que no tenemos elección sobre la historia. Alguien decide cada acción por nosotros y no nos queda otra que disfrutarla en la medida de lo posible. Mientras tanto los videojuegos nos convierten en un receptor activo, donde decidimos qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Nos brinda libertad.

Durante toda mi vida me he pasado pegado al televisor jugando a videojuegos. Son muchas las generaciones de consolas que han pasado por mis manos, pero si en algo estaremos de acuerdo, es que en todas y cada una de ellas hay  juegos que me han maravillado. Y no solo por sus gráficos o físicas, que también; sino por la increíble historia que nos cuentan.

Y esto es lo que busca cualquier expresión artística: maravillar a todos y cada uno de nuestros sentidos, hasta el punto de explotarnos la cabeza. Podríamos nombrar más de una veintena de videojuegos cuyas historias, físicas y gráficas sean destacadas, pero, dado que no podemos decir todos, nos decantamos por la historia de Ellie y Joel en ‘The Last of Us’, ‘The Witcher 3′ y cualquiera de ‘Quantum Dream’.

El “boom” de los videojuegos

Lamentablemente, en la industria de los videojuegos está pasando lo mismo que en la del cine. Grandes estudios están dejando de lado la narrativa y la creatividad para ofrecer videojuegos anuales. ¿El resultado? Juegos muy costosos, reciclaje de contenidos, una pobre optimización, bugs y una historia nefasta que no acaba de llegar al jugador.

Aun así, todavía existen algunas desarrolladoras que nos siguen sorprendiendo lanzando productos muy cuidados y con una historia increíble. ¿El problema? Que por cada pieza de estas características, salen 20 de los otros.

Se trata de estudios muy comprometidos con los videojuegos que se toman el tiempo necesario para ofrecer un producto finalizado al 100%. Nos referimos a desarrolladoras que hacen del videojuego un arte, como por ejemplo la gran R*(‘GTA’, ‘Max Payne’, ‘Red Dead Redemption’), CD Projekt Red (‘The Witcher’, ‘Cyberpunk’), Quantum Dream (‘Detroit: Become Human’, ‘Heavy Rain’), Nintendo (‘Legend of Zelda’, ‘Súper Mario’) o Naughty Dog (‘The Last of Us’, ‘Uncharted’, ‘Crash’)

Estos son solo algunos ejemplos cuyas historias nos han maravillado, con unos personajes llenos de carisma, unos diseños impresionantes y unas bandas sonoras que nos han acompañado a lo largo del camino, potenciando cientos de actos y haciendo del videojuego una obra maestra.

El modo fotografía de los videojuegos

El modo fotografía se ha convertido en uno de los principales atractivos de esta generación, y ha llegado para quedarse. Este modo está siendo incluido en la mayoría de nuevos lanzamientos y supone un gran valor añadido para los jugadores más artistas, intentando capturar instantáneas visualmente impactantes.

Aunque parezca un modo, a priori, insignificante, la realidad es muy distinta. Son millones los jugadores que utilizan este modo, hasta el punto de existir una red social específica para subir fotografías sacadas en videojuegos: Gamesnaps.

Además, parece que las desarrolladoras quieren darle bombo a la fotografía, realizando concursos en redes sociales animando a los jugadores a subir sus mejores fotos. Algunos juegos que incluyen este modo son: ‘God Of War’, ‘Horizon: Zero Dawn’, ‘Spiderman’, ‘Forza Horizon’ y ‘Assassin’s Creed: Oddysey‘, aunque podríamos realizar una lista con muchos más.

En definitiva, estamos ante una de las industrias más artísticas, englobando un gran número de técnicas, y valiéndose de otras muchas artes para poder crear el videojuego, aunque es necesario que muchas desarrolladoras piensen más en la calidad que en la cantidad.

Redactor | Comunicólogo