Nau

La lucha contra la desigualdad en los videojuegos tiene nombre propio: #MyGameMyName3 min read

12 septiembre, 2018 2 min read

La lucha contra la desigualdad en los videojuegos tiene nombre propio: #MyGameMyName3 min read

Reading Time: 2 minutes

En España hay cerca de 17 millones de personas que disfrutan de los videojuegos de alguna manera sea cual sea la plataforma; más de 4 millones de personas están conectadas con los eSports y más de un millón están pendiente de las competiciones.  Con un impacto total de 3.577 millones de euros y 22.838 empleados, el sector del videojuego en España está en pleno auge.

eSports: fama, dinero y… ¿desigualdad?

Los eSports son competiciones de videojuegos en las que los jugadores, a través de un equipo, miden sus fuerzas para llegar a lo más alto. Estos están estructurados a través de ligas, publishers, organizadores, broadcasters, patrocinadores y espectadores.

Aunque creáis que esto ha sido siempre así, la realidad es que se trata de una corriente muy reciente con no más 5 años. Hasta no hace mucho la mayoría de jugadores jugaban en sus casas por el simple hecho de pasar el rato y divertirse. Con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la expansión de las redes de alta velocidad, el sector del videojuego ha evolucionado hacia este tipo de competiciones.

Los jugadores que antaño dedicaban horas y horas a un videojuego han pasado de jugar en sus casas a ser contratados por grandes equipos que los ubican en centros de alto rendimiento, como es el caso del Movistar Esports Center o la Vodafone Gaming House. Allí los jugadores gozan de grandes especialistas como analistas, managers, nutricionistas, etc. ¿El objetivo? Hacerlos grandes profesionales y hacer de su afición un trabajo.

No obstante, no todo es de color de rosa y es que, a pesar de la fama y el dinero, los eSports pecan de desigualdad. Lamentablemente el mundo de los videojuegos parece estar concebido por y para los hombres. Son muchas las jugadoras que denuncian insultos y vejaciones en los videojuegos al ser consideradas como seres inferiores que no llegan al mismo nivel que los hombres.

#MyGameMyName

Aunque algunos de nosotros ya estamos más que acostumbrados a ver como las jugadoras nos parten la cara, la verdad es que todavía hay un sector muy reticente que piensa que el mundo de los videojuegos no es el lugar más apropiado para una mujer. Por ello esta iniciativa va para vosotros “jugadores”.

MyGameMyName es una iniciativa portuguesa desarrollada por WomenUp y Boot Kamp que tiene por objetivo demostrar el acoso al que se ven sometidas las jugadoras de videojuegos. Para demostrarlo un grupo de jugadores profesionales se cambiaron su ID por el de una mujer y el resultado fueron insultos, amenazas y vejaciones por el mero hecho de ser mujer. Algunas de las frases recogidas durante este experimento fueron: deberías estar en la cocina, las mujeres no tienen derechos, has ganado gracias a mí, y un largo etcétera de frases reprobables venidas directamente de épocas pasadas.

Game over a los tópicos

Cada vez podemos encontrar más equipos femeninos que luchan por concienciar a las masas y demostrar que son igual de aptas que cualquier otro. Y esto esta genial, pero el objetivo final no debería ser la creación de competiciones femeninas, sino la inclusión de las mujeres en el competitivo, transformando a los equipos actuales en equipos mixtos, donde lo que realmente importe sea la destreza y el talento independientemente de si eres hombre o mujer.

Aunque queda un largo camino por recorrer para alcanzar la igualdad en el mundo de los videojuegos y en el mundo en general, iniciativas como MyGameMyName ayudan a dar visibilidad a este gran problema al que se enfrentan las mujeres, luchando día tras día, valientemente, por normalizar esta situación.

 

Redactor | Comunicólogo