Culturra

5 canciones que: son políticamente incorrectas

11 octubre, 2018

5 canciones que: son políticamente incorrectas

La música es una de las muchas formas que existen de expresarse. En algunas ocasiones, se utiliza como medio para exponer una opinión. En otras, simplemente se pretende contar una historia. Todo esto conlleva que, en ciertas circunstancias, el contenido de la canción pueda generar controversia. Ya sea por temas políticos, religiosos, morales o simplemente por el lenguaje usado. Hoy os traemos cinco piezas que se consideran políticamente incorrectas. Quizá en otra época, como en algunos de los ejemplos, las letras hayan sido normalizadas, pero actualmente, no pasan el filtro de lo que la sociedad considera correcto.

Sex pistols – ‘God Save The Queen’ 

Sex pistols fue una banda de punk rock formada en 1975 en la ciudad de Londres y es considerada como una de los mejores bandas de la época, no solo por su música, sino por ser los iniciadores del movimiento punk en Reino Unido. 

‘God Save The Queen’ supuso un punto de inflexión para el grupo. Con el mismo título que el himno de Inglaterra, Sex pistols tachó de “fascistas e imbéciles” a todos sus compatriotas a través de esta canción, ganándose el odio de todos y cada uno de ellos. Pero esto no quedo aquí. Grandes cadenas se negaron a vender el título y fue censurado por varios medios, hasta el punto de convertirse en la grabación más censurada de la historia de Reino Unido.

Ramón Orlando – ‘Te compro tu novia’

Ramón orlando es un músico, interprete y compositor de nacionalidad dominicana, pionero en el género merengue. Una de las mejores personas con las que he podido cruzarme en mi vida, me descubrió esta canción. Pensé que no podía ser real. Pensé que se trataba de un sketch o un gag, pero me equivocaba.

No nos engañemos, pese a la desafortunada letra, el ritmo es pegajoso, el baile es divertido y los planos son tratados con sumo cuidado. No ponemos en entredicho su calidad musical, pero el día que escribió esta letra… no fue de sus mejores. 

El fary – ‘La Mandanga’

Creo que no hace falta presentación para José Luis Cantero Rada, más conocido como El Fary. Se trata de uno de los grandes iconos musicales del siglo pasado en España. A pesar de que empezó en el mundo de la música a una edad avanzada, nos ha dejado una larga discografía.

Si por algo recordaremos al Fary es por su canción “la mandanga”. No solo por su letra, sino por esa entrevista demencial previa a su videoclip. En el tema se fomenta el consumo de drogas a cualquier persona, sea cual sea su edad. 

Kidd Keo – ‘Lollypop’

Puede que sus canciones no sean del todo acertadas. O sí, por eso de la libertad de expresión. Probablemente se trate de la creación de un personaje meramente mediático que, a fin de cuentas, se acaba traduciendo en visibilidad y dinero. 

Tras Igot, el artista nos sorprendió con Lollypop donde da rienda suelta a su “creatividad”, con joyas como: “ponte a cuatro, bájalo y chupa”, “no en la boca, dámelo en la nuca”, “suck it, lollypop lick (chupala puta)”, “suck it, lollypop lick (perra)”. 

Tras esta canción, el artista se vio inmerso en un aluvión de críticas, no solo en redes sociales, sino, también en medios de comunicación de masas. A esto, se sumó la cancelación de conciertos en varios festivales donde el trapero iba a hacer su aparición. 

No obstante, su música no esta lejos de la tónica actual. En muchas de las listas de éxitos encontramos canciones en las que el machismo, los insultos y las vejaciones están presentes, pero de una forma algo más maquillada.

La última polémica de Kidd Keo.

Loquillo y los trogloditas – ‘La mataré’

La canción fue publicada en 1987 e incluida en su álbum ‘mis problemas con las mujeres’. Supuso un gran éxito y  catapultó a la banda a lo más alto, hasta el punto de lograr el disco de oro. No obstante, más allá del éxito de la canción, la banda fue acusada por diversos grupos feministas de hacer apología de la violencia de género. Algunas de las frases que contiene no tienen desperdicio: “quiero verla bailar entre los muertos”, “Uh, por favor. Sólo quiero matarla a punta de navaja, besándola una vez más”. 

A pesar de haber sido un clásico, Loquillo dejó de interpretarla en sus directos a principio de los 90. Sin embargo, el artista decidió recuperar la canción en sus directos y además la incluyó en su álbum El creyente (2014).  

Redactor | Comunicólogo